A continuación llegamos a la población de La Mesa, primer pueblo del concejo de Grandas de Salime, donde encontramos un albergue para peregrinos.
Posteriormente se asciende hacia la población de Buspol donde encontramos la edificación de la antigua alberguería junto a una pequeña capilla dedicada a Santa Marina.
Seguidamente se accedía a la población de Salime, actualmente anegada por las aguas del embalse hidroeléctrico que se levantó en los años 50 del pasado siglo y que modificó el itinerario del Camino. En esta población se encontraba la Ponte de Salime, de un solo ojo y con una altura de unos 50 metros, que salvaba el paso del río Navia y que causaba un gran temor a aquellos que osaban atravesarlo por vez primera.